Comida virtual ahora con sabor

No nada más el cine está a la vanguardia de llevarnos a sentir, percibir olores y vivir nuestra película en tiempo real tal cual estuviéramos ahí, sino que la industria de la comida se suma a esta experiencia ofreciéndonos lo último en tecnología: la comida virtual, la cual se trata de recrear el sabor de tus platillos favoritos así como tener la sensación de estar comiendo dulces.

Equipos formados por una Universidad de Tokio y otra de Singapur.

Como comenzó la comida virtual

Fue en el 2013 cuando en la Universidad de Singapur se dio el primer aparato que conducía electrodos que producían sabores dulces, amargos, salados y agrios; un simulador de alimentos que es la comida virtual pero no fue hasta el 2014 que ya se introdujo una cuchara muy especial que podía recrear lo mismo pero para las personas de la tercera edad.

Las limitaciones que tuvieron al intentar producir electro estimulación para alimentos dulces lo llevo a reivindicar el camino y enfocarse a la estimulación termal.

Lo último de su tecnología la han utilizado para crear una pequeña bomba platificada de forma cuadrada con cables coloridos, para que el sabor del dulce se perciba en la lengua. Esta caja tiene dispositivos termoeléctricos sólidos que se conocen como “elementos de Peltier” para enfriar o calentar la lengua de forma rápida y controladamente.

Al manipular la temperatura de la comida virtual, los investigadores de la Universidad descubrieron que tan sólo algunos les produjo un sabor dulce en la punta de su lengua.

Esta tecnología se aprobó en el Simposio de Tecnología de Interfaz y Software para el usuario, ubicado en Tokio. Un grupo en donde los líderes son Takefumi Ogawa y Arinobu Niijima, los cuales mostraron una tecnología que la complementa llamada “Sistema de Textura de Comida Eléctrica”.

La sensación de la comida virtual

Al sólo haber sensación de estar masticando y saboreando la comida virtual al estimular nuestro músculo de la boca, sí hay una retroalimentación por parte de los usuarios, y esto dicho por Niijima a una revista científica.

Si se ajusta la frecuencia del pulso eléctrico, la textura de la comida puede cambiar. Los asistentes que probaron el “Sistema de Textura de Comida Eléctrica”, al masticar galletas de forma real sintieron como si estuvieran comiendo gomitas.

Para poder aplicar este “Sistema de Textura de Comida Eléctrica”, los investigadores quieren hacer la comida virtual con sabor para aquellas personas que no pueden ingerir cierto tipo de alimentos o que tienen problemas para poder captar el sabor de la comida.

Sea como sea este es uno de los avances de la tecnología que más se ha acercado al objetivo, es por ello que se le está poniendo bastante esfuerzo en poder hacer de esta experiencia la mejor y la única que pueda alcanzarse por medio de la tecnología, pero la pregunta queda en el aire: Habiendo estos inventos ¿Habrá momento que nos ofrezcan también sentir la comida en la boca de manera tecnológica cuando no la tengamos físicamente?