¿Qué son los Probióticos? y ¿Cómo Nos Benefician?

Seguramente en más de una ocasión has escuchado nombrar a los probióticos y has quedado sin saber lo que realmente son. Pues si quieres saber lo que ellos son así como los beneficios que tienen para darnos, aquí te hablaremos de ello.

Los Probióticos ¿Qué Son?

Lo primero que debes saber sobre ellos es que son microorganismos vivos que se encuentran dentro de nuestro organismo y que si se tienen en un nivel adecuado puede ser de gran beneficio para la salud.

Estos microorganismos son beneficiosos por varias razones, las cuales nombraremos a continuación:

  • Es gracias a los probióticos que la digestión de las proteínas se puede mejorar.
  • Igualmente ayudan en la digestión de las grasas y mejoran notablemente la asimilación de la lactosa.
  • Estos microorganismos son esenciales en la asimilación de los aminoácidos y además de ello nos ayudan a evitar infecciones de tipo intestinal.
  • Se sabe también que ellos ayudan a la persona a aumentar su inmunidad y ayudan también a reducir los efectos negativos que el estrés genera en nuestro cuerpo.
  • Igualmente, los probióticos reducen en gran medida el desarrollo de enfermedades de tipo urinario y también ayudan a regular la función intestinal. Con ello se puede prevenir en gran medida el cáncer de colón.
  • No podemos dejar de mencionar el beneficio de estos microorganismos al ayudarnos a absorber mejor los minerales de nuestros alimentos y además ayudan a lograr niveles óptimos de colesterol.

Ya que conoces lo que son estos microorganismos y que sabes cuáles son sus beneficios es el momento de hablar de dónde se pueden encontrar.

¿Dónde Puedo Encontrar los Probióticos?

Cuando se habla de probióticos queda claro que se hace referencia a un conjunto de microrganismos que se encuentra conformado por levaduras, hongos y bacterias. Todos ellos son beneficiosos para la salud de nuestro organismo, aunque de forma general hay unos más destacados que otros. Por ejemplo:

  • La bacteria Propionicacterium Schermani se encuentra con facilidad en variedad de quesos.
  • Por otra parte la bacteria Streptococcus Thermophilus es producida de forma natural por el organismo del ser humano, en el aparato gastrointestinal.
  • En el caso de la bacteria Bifidobacterium Bifidum sabemos que se encuentra en la leche materna y ayuda a combatir diversos agentes infecciosos como por ejemplo el E. coli.
  • El Lactobacillus Bulgaricus se encuentra popularmente en el yogur y la Lactobacillus Casei en diferentes productos lácteos.

Si bien la mayoría de probióticos se pueden encontrar en los productos lácteos que se encuentran fermentados, como lo son los quesos o el yogurt, debes saber que estos también se pueden encontrar como suplementos. Éstos se suelen presentar en cápsulas así como líquidos o en polvo.

Para su consumo lo ideal es hacerlo bajo recomendación médica, en la cual ha de quedar clara la cantidad diaria que ha de consumirse según el caso.

Ya para terminar, es necesario hacer una aclaración sobre una duda o confusión frecuente que se da entre probióticos y los prebióticos. Estas palabras no hacen referencia a lo mismo y es que mientras los prebióticos nos hablan de componentes orgánicos, sustancia no digerida por la bacteria prebiótica, el probióticos es en sí un microorganismo vivo.

Dicho de forma más sencilla, los prebióticos son el alimento que podemos dar a los Probióticos para que estos tengan un buen crecimiento.